25/10/10

Cuando una bruja me leyó la buenaventura

Versión mejorada;

Caminaba yo por La Alcaicería de Granada este fin de semana, dejándome aplatanar bajo los rayitos de sol que conseguían pasar entre los pañuelos de colores y los tablones repletos de zarcillos brillantes. El olor a especias me hacía levitar sobre el suelo empedrado, estaba extasiada mirándolo todo, sonriendo a cada comerciante, parándome en cada rincón dudando del siglo en el que estaba... y del país.

Vi acercarse a lo lejos a una gitana vestida con harapos y un pañuelo gris plata -como su pelo- amarrado en la cabeza. Había más gente, pero sus ojos iban a por mí, me penetraban como lanzas, unos iris claros, brujos. Se acercó sin zigzaguear, sabía quién era yo, y yo sabía qué quería de mí.

- Dame tu mano - ordenó al alcanzarme. Y sin esperar que se la cediera, la cogió entre las suyas, manos ancianas, arrugadas, sabias. Puso una ramita de romero sobre mi palma e hizo una cruz. - Con una ramita de romero - susurraba mirándome a los ojos - sale lo malo y entra lo bueno... la buenaventura te voy a decir, ahora, aquí...

Mis piernas flaqueaban, me desestabilizaba tanta seguridad, sus ojos tan celestes, su cara tan morena y su pelo tan plata me hacían dudar de mí misma. Asentí con la cabeza. Quería saber qué tenía que decirme.

- Un hombre con barba, alto y con voz grave, conquistará tu corazón y tu mente y te dará noches de sexo salvaje, empotrándote a su voluntad contra paredes y demás mobiliario casero y urbano - y deslizó sus dedos sabios sobre las líneas de mi piel-.. está turbio aquí miha, no sé si es un barbas o es el prota de The Office, pero uno de los dos te va a dar candela.

Asentí nerviosa, estaba segura de que algo así iba a pasarme.

- Vas a ganar mucho dinero trabajando poco, - dijo pasando el romero por mi muñeca, poniéndolo en mi mano y cerrándome el puño para que apretara la ramita con todas mis fuerzas. - Ahora pide un deseo y no me lo digas.

- Que sea el de The Office, que se el de The Office!!! que convencerlo luego de que se deje barba es pan comido!
- Ya - le digo muy seria. Y deslizo una moneda que ni mira en su mano gitana. Ella me lo agradece con la mirada y desaparece entre pañuelos de colores, perfume de romero y rayitos de sol.



Versión verídica.

Estaba paseando con mi padre por La Alcaicería de Granada este finde, pegándome homenajes y comprándome pañuelitos, cajitas y pendientitos, cuando mi padre me dice:

- Ojo con la vieja, Barbi, que te coge y no te suelta. Que mira que siempre te pasa lo mismo, que eres mu tonta.

- ¿Qué vieja? - Digo mientras una gitana me coge la mano y me pone una rama en la mano y me grita;

- CON EL ROMERO SE VA LO MALO Y VIENE LO WENOOOO!! te viá leé la wenaventura, que eres muy wapa y me gusta tu pelo coló teja.

- No, es que no tengo tiempo, aquel señor que se está partiendo el ojete es mi padre y me está esperando.

- No tardo, mira - y me señala las líneas de mi mano como si yo nunca las hubiera visto: UN HOMBRE TE HA HECHO SUFRÍ, TA PARTÍO EL CORASÓN EN DÓH! - le pido que no me grite, que la oigo bien - vale - me dice - pero no sufra tú, que tieneh un coló de pelo mu bonito, y te vah a enamorá como nunca de un hombre weno que te va preñá doh vese y vas a criá a sus dos varones con musha salú.

- Has acertado en todo, estoy segura. Gracias! - Miro a mi padre que está al lado de un morito, los dos mirando la escena muy divertidos ellos. - tengo que irme, pero ha sido usted muy amable.

- Te he leío la wenaventura, dame la voluntad. No valen moneas, dan mala suerte.- la vieja me da miedo, no lo voy a negar.

- ¿Cómo? - me aferro a la ramita que me ha dado con miedo, quiere mis billetes! me va a atracar, me va a atracar!, es más, lo va a hacer delante de mi padre. Y de un morito. Bueno de muchos, que está la callejita llena. - Te doy un euro, ¿vale? - y saco un euro del bolsillo y se lo doy acojonada, casi se lo tiro para no tocarla.

- No me guhta la hente rata - y me mira de arriba a abajo, - tú, pelirroja, no te echo un mal de ojo porque se werve contra mí, que lah pelirrojah* seih mu malah!- Pero el euro lo coge la cerda y se va, echando humos.

Mientras flipo por la escena, mi padre se acerca y me pregunta que qué me ha dicho. Se lo conté intentando no quedar demasiado en ridículo. No hubo manera. Además, como colofón, me dijo;

- Barbi, ¿qué te ha dado la gitana?
- Ah! esto - y miro mi ramita de romero, orgullosa de haber ganao algo- romero.
- Romero dice, - y mira al morito-colega que se ha echao y le enseña mi ramita... el moro me mira como si yo fuera un poquito retarded** , mientras mi padre me dice: ¡¡¡esto es una rama de un seto!!!! ¡¡¡catetaaaa!!!!!
En efecto; prueba gráfica del timo



*La prueba de que no soy tan pelirroja no puedo facilitarla en estos momentos por motivos de seguridad. Los de protección de testigos son muy tiquismiquis con estas cosas.

** La prueba de que soy tonta, no la necesitáis, tengo un blog lleno de ellas.








38 comentarios:

  1. Joder... estoy intentando no reírme de todo lo que cuentas, pero es que es imposible!! Mira que conozco bien la zona de la que hablas, y mira que han intentado veces todas las gitanas endosarme el seto-romero... Y mira que he escondido detrás de mí a gente que viene de visita (MyBoy sobre todo) para que no les pase lo que te ha pasado a ti... Pero ahora creo que la opción de hacer como tu padre es la más acertada: irme con alguno de los puestos cercanos y contemplar cómo la otra persona lucha por su supervivencia... Jajajaja!

    En fin, siento que te pasen esas cosas en mi ciudad, Barbi! Mira que te lo dije con tiempo: yo te hago de guía gratuitamente y evitamos todas estas cosas! Jaja!

    Un beso, Barbi!

    ResponderEliminar
  2. En efecto eso es una ramita de un seto. pero en tu defensa tengo que decir que no hay forma alguna de escabullirse cuando te ponen el ojo encima, además casi siempre van a por las mujeres. Si hay una próxima vez, adelantate y leele tu la mano.

    ResponderEliminar
  3. Calcadito a ti me pasó a mi en Sevilla jajajaja y el gilipollas de mi ex le arreó a la gitana 50 euros por que como el cree mucho y las monedas dan mala suerte jajajaja
    Así que consuelate que aun los hay más tontos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me parto mil y más con tu padre, que tiene que se un hombre de criterio y sensatez: partiéndose de ti mientras la gitana te secuestraba la mano. Qué héroe. XD

    Y el romero... XD Una rama de arizónica. LOL

    ResponderEliminar
  5. Zips; Granada me entusiasma, ojalá pudiera vivir allí, no hay sitio mejor.

    papacangrejo; hiaputa, claro se van a por las mujeres porque nos creen más crédulas!

    Montse; Son todas iguales, pero yo recuerdo que antes daban romero de verdad!!

    Illu; No me jodas que sabes de qué es la rama y todo. Tú sí que eres mi héroe. Y sí, mi padre es así... vamos lo dejó clarinete cuando escribió aquel post!

    ResponderEliminar
  6. Si hubiera sido el moro con el q se quedó parao tu pare, le hubiera comentado mientras se partía el culo de verte: "amigo, q poquitos estamos queando pero con que mala leche!" jajajaajja

    haberme dicho, criatura q andabas por Las Granás y te hubiera mandao a mi niño de escolta con sus barba, sus raftas y toa su altura. jejejeej

    Desde mis deseos y sin mariconadas de ramitas, menos de setos, toda la buena ventura para ti niña. un besote

    >:0]

    ResponderEliminar
  7. disculpa por haberme comío unas pocas de comas cual panchitos (cacahuetes) se trataran mientras escribía el anterior comentario. ejejej, espero q el mensje se entienda a pesar. >:0P

    ResponderEliminar
  8. Abernathy26/10/10

    bff créeme que tú has tenido suerte...


    En el mercadillo de mi pueblo me pilló por banda una de esas brujas que huelen a romero y cogiéndome de la mano me dijo no sé que gilipollez de mi futuro. Mi madre, cual ninja, la apartó de mí diciéndole que a su niña nadie le cogía de la mano, así que la malvada bruja me maldijo a una vida eterna de desamores por la intrusión de mi madre. Imagínate cómo estaba yo... muerta de miedo y aún sin conocer a la mujer de mi vida! Así que mi madre, que ya se le empezaba a marcar la vena de la frente, cogió su carro de la compra y con la otra mano señaló a la gitana y le soltó: "pues ahora yo la maldigo a usted también"

    La performance fue digna de ser grabada y de subirla al youtube. El marcador, obviamente quedó a favor de mi madre que muy gloriosa ella, se despidió de la gitana con un: "y que no la vuelva a ver cerca de mi niña eh"

    Tenía 18 años y nunca me he sentido más segura. ¿Qué cosas las de una madre eh? Eso sí, sigo sin conocer a la mujer de mi vida, pero ya me viene bien, quebraderos de cabeza que me ahorro.

    ResponderEliminar
  9. Abernathy26/10/10

    Qué rollazo te he soltado, ya podría haber actualizado mi blog, que para un post me daba xDDDDDDDD


    que vagi bé!

    ResponderEliminar
  10. Jaja... a mi me pasó algo parecido con una amiga en la Mezquita de Córdoba. Yo, como tu padre, la advertí de lo que se le iba a venir encima pero la muy ilusa se dejó llevar y le costó 20 eurazos la broma...

    ResponderEliminar
  11. yo tuve la suerte de vivir en granda un tiempito, y fue alucinante. eso sí, cogí 10 kilos como 10 soles.

    y a ti aún te tocó una buena, o será porque le diste el "leuro", porque si pasas de ellas o les dices que no, te mandna maldiciones que te cagas por la pata abajo.

    ResponderEliminar
  12. Vale que me pierdo un tiempo y encuentro la oficina renovada y retapizada, se ve genial tu blog, tu entrada imperdible como siempre, me parti de la risa jajajajjaa, dejo saludos!!!

    ResponderEliminar
  13. Jejejeje... la versión uno es más guay... pero claro, no se la iba a creer nadie. Salvo Tom Cruise, que anda falto de ideas. Creo que estrena esta historia el mes que viene.

    Lo mejor para estos casos es lo que hago yo. Funciona que no veas. Una vez mi muhé fue secuestrada en Zaragoza por dos a la vez, las cuales le leyeron ambas manos. A dos hijos cada mano, pues imagínate, ya me veía yo en la ruina, currando 28 horas al día para alimentar tanto churumbel.
    De modo que me fui a por ella, y sin decir nada me la llevé de su lado. Ambas se apartaron de un salto, no porque fuera violentamente, pero digamos que tengo unas pintas un tanto peculiares. Peso más de 100 kgs, metro ochenta, barba, greñúo, y camiseta de calaveras y tatuajes. Vamos, un dandy.

    Y pasó lo que pasó, que me echaron una maldición cada una. Me volví lentamente y les dije: "Pues que mis muertos os persigan eternamente, o hasta que me quitéis la maldición". Salieron por patas haciéndose cruces, y los siguientes días iban rehuyendo de nosotros, jejejej...

    ResponderEliminar
  14. ¡Hottia! ¡YO CONOZCO A ESA GITANA! Me predijo un extraño alto, moreno y macizo para mí sola cuando tenía 16 añitos y aún lo estoy esperando (aunque eso igual puede deberse a que una señora que pasaba por allí se interpuso e impidió que le pagara la cutrepredicción XD). Veintitantos años después, fui yo la que me interpuse entre ella y una compañera y terminé con una maldición encima. Al menos, no me endosó el romero falso.

    ResponderEliminar
  15. Por partes, ¡esa pelirroha!

    Conclusión de este post: me encanta tu padre :D :D

    ResponderEliminar
  16. Por partes, ¡esa pelirroha!

    Conclusión de este post: me encanta tu padre :D :D

    ResponderEliminar
  17. "...un hombre weno que te va preñá doh vese y vas a criá a sus dos varones con musha salú."

    ¡Si que te echó una maldición, tía!

    XXXXXXXD...

    ResponderEliminar
  18. A tí al menos te dijeron que era Romero. A mi me leyeron la mano con un Constantino.

    (A veces lo traigo fino, a veces lo traigo gordo).

    ResponderEliminar
  19. Pues qué quieres que te diga, pero a mí me ha gustado mil veces más la versión verídica. Si es que te agarran y es imposible librarte! Y además, será que nos ven cara de buenas o algo, porque siempre van a por las mismas...

    ResponderEliminar
  20. Desde que la renovaron, dándole ese aspecto tan “limpio”, y salió en Gitano, La Alcaicería no es la misma.
    La última vez que intentaron leerme la mano en Granada me pilló desprevenido, me gustaría decir que en pleno síndrome de Stendhal, ante la incontrovertible belleza de mi ciudad, pero más posiblemente le andaba mirando el escote a alguna guiri; total que la gitana empezó la retahíla –tienen una fijación con la concepción, no sé si son consciente del repelús que dan esas predicciones-, cuando le arranque mi mano de entre sus zarpas y el dije: “eso pa los guiris, que yo soy más granaíno, y tengo más malasombra que tú”.

    ResponderEliminar
  21. Illu; No me jodas que sabes de qué es la rama y todo. Tú sí que eres mi héroe. Y sí, mi padre es así... vamos lo dejó clarinete cuando escribió aquel post!

    Es sólo profesión, de tener muy vistas las plantas. Esas ramas con hojas de tipo escuamiforme (como escamas) imbricadas, son típicas de los cipreses (Cupressus sempervirens) las arizónicas (Cupressus arizonica) y de los enebros (Juniperus sp., normalmente thurifera). Así sin verlo en persona (o enfocado :P) no te puedo decir más pero de romero nada. XD

    ResponderEliminar
  22. Hola, me gustaria mucho que escribieras en una revista digital hecha con unos amigos, de caracter personal y de humor. te puedes poner en contacto con nosotros en m.redaccion@hotmail.com
    te ponemos enlace a tu blog
    muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  23. A mi me pasa igual...siempre retrocedo ante una pelirroha...sea de verdad o presunta

    Barbi, otra cosa... diossss se me ha olvidado!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  24. Lisis; La primera frase ni con comas ni con diptongos, no la pillo.
    Lo de la buenaventura me ha encantao, gracias!

    Abernathy: Pues ya sabes, anímate y escríbelo. O copipega! ajaja

    Dos vidas; están por todas partes, son como Dior.

    oh!rus! Claro, es que con tanta tapa gratis, joder! Yo acabaría rodando calle Recogidas abajo.

    Lord Vyzarro; Eso te pasa por perderte!

    Sr. Cuerpo; Barba? Greñas? metrochenta? ahhh casado! ya decía yo... ^^

    Condesadedia; Qué hiaputa, a toas nos dice lo del tío cachas??

    Heike; Es que es como vasco, no? ^^

    BH; O a ti, no?

    Somo; Es al revés!

    Leti; Caras de buenas? no creo, más bien cara de lerdas!! jijij

    isabelo; Yaaaa sabía yo que tanta sapiencia tenía que salir de una cabeza andaluza. Pero tú no tiene la mala follá granaína.

    Illu; En el Twitter me dicen que es una "Es Tuya", con nombre técnico noquecosus. Ahora me habéis dejao con la duda.

    nevera; aramihmo!

    CM; Normal, a ciertas edades, la memoria falla... alzheimer y tal. Una pena CM, te queríamos mucho por aquí... :P

    ResponderEliminar
  25. Me da la impresion de que te han timado...pero cualquiera dice nada, que viene la vieja y te echa una maldición!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  26. una vieja medio médium que vivía en mi calle cuando era chinorri, me lanzó un mal de ojo porque metíamos mucha bulla con la pelota y nunca pude lograr mi sueño de jugar en el barça. ya era muy malo antes que me lo echara, pero todavía le guardo rencor cada vez que chuto un balón.

    ResponderEliminar
  27. A mi no, dice uno weno, debe referirse a otro.

    Por cierto, recuérdame que te diga el comentario que se me ha ocurrido primero.

    ResponderEliminar
  28. Me ha encantado lo del romero XD.... mujer, eso se huele!¡ jajajaja, qué cosas te ocurren Barbi... si es que eres demasiado buena... no como yo, que si se me acerca alguien, le gruño, así me deja tranquila... en todo caso, como soy castaña, a mi SI me hubiese echado el mal de ojo... aunque, siendo como soy, lo mas probable es que, al verla venir, hubiese cambiado de acera y listos ^^... mas suerte la próxima vez. Ciao-ciao

    ResponderEliminar
  29. T_T a mi me paso iguaaaaaaaal. Pero fueron dos gitanas las que me atacaron. Me vieron cara de guiri empanada y me agarraron por las muñecas. Yo gritando, mi amiga socorriendome. Las gitanas gritando "cohe er romeroooooh" (ese si era romero...). Un horror. Tambien me pasó en el Retiro de Madrid. Soy un iman de estafadores y chungas :(
    Pero lo tuyo es mejor... NI ROMERO ERA!!!!!!!!!!!!1 juassssssssssss.

    ResponderEliminar
  30. No te engañes, el auténtico protagonista de The Office es Michael Scott...

    ResponderEliminar
  31. Yo tambien sufrí el acoso de una gitana en Granada!! Cuando me pidió dinero, realmente no llevaba nada encima y me di la vuelta a los bolsillos delante de ella! Al ver que no tenía nada para ella, se quedó el romero y se fue de mala gana!

    ResponderEliminar
  32. En Córdoba me zafé a tiempo, quitando la mano (iba empanada, como siempre...). En Granada las esquivé "moreniiiita cohe er romerooo!", de vuelta en Córdoba no sé qué pasó que parece que hubo limpieza étnica o algo, o que habían mandado a Sarkozy. En Málaga también brillaban por su ausencia. El caso es que las eché de menos y todo. Pero poco tiempo. Fui a Sevilla, y tuve que ensayar mi mejor cara de "nometoquesquestoymuloca".

    Pero creo que en todos los casos era romero xD.

    Hala, también te han pedido que escribas? xDDD Besazos maja!

    ResponderEliminar
  33. Vale, no quería llamarnos lerdas así tan de repente, pero ahora que lo dices...

    ResponderEliminar
  34. Aquí, en los nortes, no tenemos nada de eso. En nuestro caso son señoras de edades bíblicas que te venden calcetines o pañuelos mientras te cuentan como la desgracia llegó a su vida el día que unos soldados imperiales llegaron a su casa buscando unos droides, o algo opr el estilo...

    En cualquier caso, son más dificiles de quitar de encima que un Nazgul que se cree que tienes el Anillo Único.

    Eso si, estas no te maldicen, directamente te insultan.

    ResponderEliminar
  35. El romero está sobrevalorado, ahora con una par de hojas de setos se te lee la buenaaventura, la malaaventura, y la próxima subida del IPC.

    ResponderEliminar
  36. Anónimo11/1/11

    Buen comienzo

    ResponderEliminar
  37. jajajja! pero cómo te dejas?! ya me imagino a Don BarbiDaddy!!

    ResponderEliminar
  38. Qué bueno, te timaron las gitanas del romero... Yo cuando las veo acercarse en la puerta de la catedral ramita de romero en mano echo a correr, jejeje.

    ResponderEliminar

Intentemos no pegarle demasiadas patadas al diccionario... pobrecillo.